Guillermina Sartor - Poesías en voz

by Caminauta

supported by
/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

      $1 USD  or more

     

1.
2.
01:04
3.
01:22

credits

released September 12, 2016

tags

license

all rights reserved

about

Caminauta Uruguay

contact / help

Contact Caminauta

Streaming and
Download help

Track Name: No soy solo el aroma
No soy solo el aroma invisible del jazmín,
soy humo de tabaco,
soy caldo tibio, soy beso amargo.

A tu mirada de ojos-tentáculo
soy campo limpio de flores,
soy tacto débil, filántropo,
hija de un hombre esclavo.

Pero cuelgo en lianas como un racimo de árboles,
centro de un mandala de seres humanas.
Planeo desde un péndulo de seda
y sostengo en la espalda el vómito de un mundo.

Soy la máscara de las fecundaciones,
hecha a medida como un fauno pelirrojo
que estampa contra un océano de diamantes.

Soy lujo; bebo, vomito, escupo.
Soy la sombra en penitencia de un juglar,
sabor de la miel que enmudece.

No es mi piel pura lascivia,
gargajo penitente y áspero:
doliente, se besa con su llanto dulce;
amante, es tórtola que, en vuelo, cura.

No soy mujer-paisaje-llanura
que achata tu humedecida sombra;
soy flor del maracuyá, trepadora;
lechuza guerrera que en la penumbra llora.
Track Name: Vialacecto
Desde un pintayaso
que soboca el fil del plumento,
recuesto mi bostangia
en lo más gris de tu cielo.
Ni el filabogo
que más ha anclado en el falirio
sabe que, después del llanto,
viene, embilo, el delirio.
¡Enta orezco que resbala
de tu desdén enmacaralio!
¿Qué masacre más osada
que el lunsacundo arremediado?
-Deja, entonces tu etpilera
y yo dejo mi ancalario-
dije a tu espejo postrado.
-Vialacecto en vano.- respondiste-
Para entonces ya me habrás olvidado.
Track Name: Tartamudo
En tus ojos hay una reja.
Me observas fragmentada,
diminuta/ prematura.

Las cosas no son cosas;
son ladrillos frescos,
ventanas al mismo patio.

En la puerta de tu casa
crece el mar como un yuyo.
Nunca salís a mojar las plantas.

Lo poco que crece a sol hundido
se alimenta de lo inevitable:
la vista; no el paisaje.

Tu voz en estado unívoco/ pragmático
rodea las casas como una luciérnaga
tintineando los sinsentidos
que cuajan cuando corta el verso.

Son amígdalas constantes
marcando un paso sinecdóquico
las que avisan que en la borra del sonido
hay tartamudos luchando por su vida.